viernes, 6 de febrero de 2009

Quién habló
quién mudó,
quién dejó
de amar ante
la adversidad.
Las otoñales
hojas murienron
dando paso al
prolongado
invierno.
Por llegar
está la cándida
primaver.
Frutos nuevos,
hojas abrazadas´
a cada cuerpo.
Primavera, mirada
nueva, enrojecida
pasión caminando
hacia un intenso
calor.
Brillo reflejazo
en el deshielo
de una montaña
nevada.
Los cerezos despertarán
con el rocío del alba,
nuevos cantos, nuevas
melodías.
Cantarán de nuevo
las canciones junto
a ella, cantarán los
versos enamorando
a la Poesía.







pumukimuakas

No hay comentarios:

Publicar un comentario