viernes, 20 de marzo de 2009


Apenas quedan
buenos corazones,
tan sólo enfermedades,
tubérculos cosidos
al hueco que dejaron
aquellos que exiliados
rompieron los versos.
Ya no hay románticos,
ni luchadores, tan
sólo cuerpos pegados
a un infertil tierra.
Desde que el mundo
es mundo y el universo
tan solo un agujero
negro, las estrellas
cayeron sobre firme
suelo rompiendo
cada palabra adherida
a los ecos de unos
latidos muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario