jueves, 19 de marzo de 2009


Mirada que
te ocultas,
pupilas negras
tras verde mar
embravecida
por el recuerdo
de una noche
terminada.
Mirada que
hablas de sueños,
de halos misteriosos
alrededor de su pelo.
Mirada, tu que miras
el mundo con ojos
perplejos.
Asustada, abrumada,
sonrojada ante su
fulminante llegada.
Mirada que corriste
cuando ves que
paralizada dejaste
marchar esas pequeñas
lágrimas.
Mirada cerrada ensoñada
desfigurada en ese anochecer
de las ideas dando libertad
de movimiento a la gravedad
giratoria de cada sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario