martes, 10 de marzo de 2009


¿Para qué
hablar si
he dejado
el camino?
Si o no,
preguntas
sin respuestas,
camino sola
por la ciudad.
Soledad adquirida
por propia voluntad,
tan sólo la observación
palia el camino.
Tan sólo la mirada
es suficiente para
ver que no somos
simples organimos
vivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario