domingo, 29 de marzo de 2009

A qué juegas,
sorpréndeme
o quizás te
sorprenda lo
que tu pequeña
mente puede
ofrecer.
Sique en tu calle
mientras piso
con fuerza lo
que fueron tus
huellas.
Escritores del
pasado reflejados
en la actualidad,
versos y oraciones
escritas y enmarcadas
en diarios novelados.
Páginas rasgadas,
violadas por extrañas
manos, páginas blancas
de fondo negro cuentan
viejas historias encerradas
en viejas maletas polvorientas.
Manos cuyas extensiones
acarician las paredes que
fueron testigos de tus
falsas palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario