jueves, 30 de abril de 2009

Habito en una
cueva, un pequeño
oasis terrenal donde
la luz de la primavera
muere junto al invierno.
Entre bufones, caretas,
no quiero ser tu marioneta.
Corto los hilos, tiro las
tijeras, amor olvidadizo
dando paso a un adiós
no dicho.
Rompo la ceniza, tiro
la última colilla, piso
con fuerza, no miro,
brilla la mirada y tú
antes corazón ahora
eres un nuevo recuerdo
presionando el pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario