miércoles, 22 de abril de 2009


Si caminas
deja huella,
no seas ese
invierno
muerto en
manos de
la primavera.
Si lo deseas
porqué no
dejas de hacer
señas y miras
de frente pese
a caer de nuevo.
Lucha amando
cada pequeña
luz que ilumine
tu intelecto
piensa con
el corazón y
saborea con
la mente cada
agridulce palabra
que de mis labios
florece.
Besa el viento,
cae de nuevo,
levántate y
deja ese halo
tras cada segundo
que vivas.
Te espero al otro
lado del puente,
cuando lo cruces
ahí estaré.
Pisa con fuerza
el miedo, pues
ahí estaré yo
para alumbra
la diurna oscuridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario