lunes, 18 de mayo de 2009


Escondo el rostro
tras marcos en
movimiento.
Pinto la boca,
los ojos, marcando
con firmeza los
límites expresivos.
Alto precio para
tan poco porcentaje,
tanto tienes tanto
vales, precios en
alza consumiéndose
en páginas en blanco.
Bajo la mirada, sigo
caminando sentada,
sueños de plata
en noche blanca,
lenguas de fuego
difuminadas tras
enloquecidas sombras.
Sentir, respirar, beber
de esos suspiros que
llaman a la puerta
cuando la soledad
se adueña del hogar.
Insípido momento
equilibrada locura
sostenida por
agridulces sabores
que pintaste ante
mi cuerpo con
versos entrecortados
por mentiras bajo
forma de verdad.
Dejé de creer, encerré
la esperanza en el
armario, tan sólo
queda lucha, arte
en movimiento,
versos caminantes
por sendas paralelas
mientras mi porcentaje
asciende y el tuyo
disminuye cayendo
en una espiral de
falsas melancolías
aspirantes a ser
felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario