jueves, 11 de junio de 2009

Fluye el
encantamiento
sobre luz nocturna.
Fluyen los besos
bailando entre suspiros
y silencio.
Enrojecida,
eres el contraste
colorido plasmado
en mis labios,
que lucha por ganar
la batalla a este cielo
ennegrecido.
Se mi luz y yo
me convertiré
en tu boca,
en tus oídos.
Bailar bajo la tierra
sin mojar nuestros
cuerpos donde tú
seas mi refugio y
yo tu consuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario