lunes, 19 de octubre de 2009

Hablan,
ellos comentan
mientras los
latidos taconean
sobre las venas.
Pies pegados
a desgastadas
suelas.

Caída.
Bajo la copa
de una sombra,
el frío estremece.

Final de un día
perdido.
Tiempo perdido
entre esperanzas
corroídas.
Historias dentro
de la gran historia
de un viaje hacia
lo onírico.
Mundos opacos
tras las cenizas
de tiempos
mejores cuando
la indiferencia
era más llevadera.
Ahora, el enemigo
esta presente,
ese ser que no
debería haber
nacido.
Los zapatos
siguen caminando
sentados mientras
la soledad lucha
contra cada miedo.
Los zapatos son
separados del frío
suelo cuando la
impotencia roza
cada extremo.
Puños cerrados
conteniendo
abortadas
lágrimas.
Tiempo extraño
sucediéndose sobre
un corazón cansado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario