miércoles, 14 de octubre de 2009


Rostro sin
reflejo,
materia
simbólica
en decadencia.
Tonos abiertos
estampados
en desgarrados
nudillos.
Olvidaron la
desnudez
abrigando
de falso decoro
la permanencia.
Olvidaron que
el olvido era
necesario
para mantener
lo querido.
Bailaron sobre
un martes
silenciosas
y amargas
canciones
Octubre
teñido,
partieron
hacia el
crepúsculo
temblorosos
pasos dejando
de ser pupilos.
Ahora, portafolios
y chaquetas,
entre formalidades,
pende de un fino
hilo la inocencia.
La fascinación
ante un nuevo
descubrimiento
nace y muere en
espacio y tiempo.
Precisión vaporosa
delimitando la
pasión, no hay
sentimientos
sino juegos reunidos:
-Stop:
Pierde el turno,
proceda el segundo
participante, lea
las intrucciones
y limítese a jugar,
no de un nuevo
paso sin antes
consultar, retroceda
si es necesario, no
contemple dudas,
no arriesgue su
posición por un
sentimiento.
-Stop:
Encarcelamiento,
piense antes de
actuar pero no
obre sin observar.
Macabro entendimiento
ensangrentado sin libertad.
Baratas instrucciones
redactadas por máquinas
cuyas manos fueron
manipuladas por mentes
que tan solo falsearon
la realidad.
Demasiados juegos,
demasiadas intrucciones
para poder alcanzar
la sencillez desnuda
de un corazón con
latidos paralelos.
-Stop:
No ame, no sufra,
no arriesgue cuanto
tiene ante la llegada
de un rostro, no
le ponga nombre
o será condenado
a la frustración
de amar y no ser
amado.
Calcule al mínimo
detalle la distancia,
no se aproxime
a la sensibilidad
pues si lo que
desea es ser un
hombre no malgaste
la vida suspirando.
-Stop:
Pensamientos huecos
guardados en cuerpos
trajeados.
-Stop:
Piensa, deja que tus
ojos sean fuentes,
que tu boca reciba
la correspondencia
saboreando cada
palabra, cada sello
estampado sobre
tus labios.
Stop. Ceda el paso dulce del amor, olvide cuanto fue, cuanto tuvo, cuanto soñó.
Stop. Sueñe de nuevo acariciando aquel rostro convertido ahora en reflejo de ese latido, no sea un simple eco insonoro, elimine de sus manos cualquier acción materialista, quítese el traje, tire el portafolios, llene el vacio con miradas sonoras que puedan decir que la felicidad colma de nueva esencia su vida.

2 comentarios: