sábado, 17 de octubre de 2009

Solían ser,
solían conmover,
solían arrastrar
el peso del dolor
en viejas maletas.
Huían siendo
aún presos
del mañana.
Censurado el
pasado el presente
tan solo era una
comedia disfrazada.
Corrían parados
con las miradas
en las carteras,
corrían sentados
en busca de un
cálido regazo.

Señales.

Nadaban las
señales mientras
los semáforos
parpadeaban
guiñando el
ojo a esa pobre
anciana que
sujetaba con
fuerza todo
lo que poseía.

Ruido. Silencio.

Sendas perdidas
Entre pesados esqueletos
No amados que esperan
Tendidos en aceras sobre
Inútiles ideas.
Rarezas maravillosas
puede que algún día..,
puede que las palabras
pinten años mejores,
aunque tan sólo
logren esbozar
escaleras hacia
el descubrimiento
de una nueva sonrisa.

2 comentarios: