viernes, 11 de diciembre de 2009

Cuanto más
sueño es el
sueño más
real es la
realidad.
Cuanto más
alcanza el
sueño más
sientes que
el soñar tan
sólo es un
golpe seco.
Mira alto
quien cae
en el deseo,
baja demasiado
rápido quien
abrazado a
falsas ilusiones
tropieza contra
esa esperanzadora
puerta escaleras
abajo.
En el caer del
despertar las
sombras iluminan
el eco de un idílico
anochecer.
En la dulzura
de un beso
residen los
sueños, desde
cada comisura
el silencio es
capaz de crear
el orígen de la
perfección.
Fina curvatura
de dimensiones
paralelas bajo
un mismo cielo.
Vuelta a la verdad,
soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario