sábado, 25 de septiembre de 2010

Egoísmo,
dejas morir
mis sentidos
cuando solitario
buscas refugio
en la lejanía,
¿porqué?
Duermo en
fríos brazos
que ahogan
el pensamiento
en noches vacías.
Soledad repentina
ante mis pies,
pies helados
en noche marchita
cuando de un
golpe me sepulta
agónica apariencia
leal donde la
fantasía sonríe
cruelmente
poniendo el
constante "yo"
en boca amada.
Agonizando,
flores secas
en el estómago,
¿dónde estará
mi sonrisa?
Amargura
refugiada
en los latidos
que yacen
tras seco llanto.
¿Porqué?
Un corazón
bañado en amor
no es apreciado,
mientras son
arrebatados
los sentimientos
el ser medio
lleno abandona
el cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario