jueves, 10 de febrero de 2011

24 razones,
una sin razón
guardada con
fuerza en puño
cerrado.
Mientras nacen
nuevas vidas;
Madrid, Panamá,
Afganistán..,otras
vidas son sesgadas
siendo elevadas
a universos paralelos
donde ni el dolor
ni el sufrimiento
vieron la luz oscura
brillar.
24 razones para encadenar
otra siguiente y desconocida
razón, pequeños pasos, caídas
y miedos bañados de momentos
dulces anclados en el rostro
oculto del corazón.
Allí donde nadaba la inocencia,
allí donde ellos estaban a mi
lado, esos días no volverán.
No volverá aquella mirada
resplandeciente anodada
por cada pequeño y nuevo
descubrimiento.
Vida, unas cristalinas
pupilas convertidas
en ríos sobre el cuerpo.
Raíces profundas saliendo
en busca de alimentación,
atravesando cada muro,
sosteniendo la debilidad
con fortaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario