lunes, 4 de abril de 2011

¿Qué fueron de aquellas cartas que hablaron de sueños? ¿Qué fueron de aquellas palabras ensoñadas de amor? ¿Y ese hogar? ¿Y ese beso que me recibía cuando el agotamiento debilitaba hasta las neuronas? Las flores fueron abandonadas por crueles pétalos, las raíces secas lloraron la partida de la última carta sin destinatario. Tan sólo supiste pisar con fuerza esta habitación. ¿Dónde está? ¿Sigue junto a ti esa carta que robó mis últimas lágrimas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario