miércoles, 22 de junio de 2011



Sueños,

sueños en oscuro cajón.

Sueños que gritan

dentro de la desesperanza.

Deseé el sueño pasando

por alto la realidad.

Huí tantas veces del origen,

aquel punto de conexión

entre sueños diferentes

unidos por el amor.

Miedo, un doloroso

temblor recorre este

destruído templo.

Guerras personales

libran batallas, pequeños

soldados disparan contra

el corazón..

Campo devastado por el

cansancio de aquellos

amantes alejados.

Nadando en el silencio

muero, siento caer

en un torbellino

melancólico,

cuerpo arrastrado

a ese desconocido

fondo.

Hablaron en pasado

aquellos que aún

seguían latiendo,

y en ese latir

encontraron tan

solo lágrimas disecadas.

¿De qué boca beberé?

¿A qué boca hablaré?

Eso labios besados

ahora pesados muros

de hielo.

¿En que pecho dormirá

el alma?

No hay comentarios:

Publicar un comentario