jueves, 21 de julio de 2011

Raíces extinguidas
como aquel fuego
cuyos brazos se
extendieron en
el azul de sus
labios.
Fríos labios
enojados,
míseros actos
solitarios cargando
fuertes pesos en
ajenas espaldas.
Raíces entumecidas
ante la frialdad,
los amantes murieron
dando paso a cristalino
distanciamiento.
El mar y la arena
no volvieron
a rozar sus pieles,
tampoco volvieron
a besarse ni los planetas
ni las montañas.
Nieve bailando entre
volcanes, placas
tectónicas enmascaradas,
pies con serias corbatas
ocultando dolorosas
infancias.
Madrid.
Nichos alquilados
refugiando explotadas
manos.
Madrid.
Antiguos cánticos
lucharon por la
libertad.
Silencio.
Entre rugidos de
vehículos las pasiones
son teñidas con
luces fúnebres.

1 comentario:

  1. Nieve bailando entre volcanes
    Y fuego helado entre las venas.

    ResponderEliminar