domingo, 19 de febrero de 2012

Allá en lo más
alto lo doloroso
tan solo es convertido
en lejanía.
Volverá el amado
a luchar, pero ella ya
no estará, volverá
con blancas orquídeas
para recuperar lo perdido
pero tan sólo habrá oscuro
eco de aquella sonrisa
que fue castigada sin
justicia.
Nacerá de la soledad
melancólico arrepentimiento
por no haber curado las heridas
provocadas por egoístas
arrebatos.
Ella fue arrebatada,
ya no volverá,
suspendida en el tiempo
viaja a través de los
recuerdos.
En ese momento
llorarás,
cuando los ojos sean abiertos
y la realidad se enfrente
al remordimiento.
Lo pequeño se convertirá
en grandes penas,
lo sencillo se convertirá
en infinito dolor tan intenso
que tu alma será condenada
al peor castigo por incumplir
cada sueño prometido.
Rabia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario