sábado, 31 de marzo de 2012

Regresaron las sombras,
tan sonrientes,
bañadas de sarcástico
aire.
El amor no fracasó,
tan solo murió.
Tu hogar tan solo
es un lugar donde
viajan tristes almas
embriagadas por
la levedad de un
tiempo.
Apagas la vida
con estridentes sonrisas
ficticias, tan llenas
de engaño que
vivirás para los demás
y morirás sin ninguna
lágrima.
Eterno desconocido
que al alba adormece
la vejez.
La soledad me abandona,
camino sentada
despertando esa alegría
que con tus manos
se ahogaba.
Hoy duermen los fantasmas,
mañana quizás despierten.
Tu triste naturaleza condenada,
morirá junto a mi borrosa
memoria.
Putrefacta raíz lame
la tierra pisada,
partiré hacia lejanos
mundos, fértiles
miradas darán
lugar a nuevos
sueños.
Tú, piedra en el
camino, llorarás
por lo que pudiste
ser y no fuiste.
Felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario