jueves, 26 de abril de 2012



Mentiras en construcción.
Arrebatada voz
de entristecida mirada.
Tan sólo quedan los versos
para recomponer ese
difuminado rostro.
Ya no duele el amor,
tampoco duele el
sufrimiento.
Agonía pasiva
ante un nuevo
abismo.
Constructor de mentiras
cuyo deleite está
en mi espera.
Puntos suspensivos
sobre descarnada
herida.
La muerte vendrá
llevándose consigo
cada dulce gesto
regalado.
Vendrá de manera
tan intensa que llorarás
cuando este rostro
sea perdido.
Brotará de la última
ensangrentada lágrima
el arrepentimiento,
y volverás pero
ya habré marchado
hacia nuevo regazo.

1 comentario: