martes, 17 de abril de 2012

Tembloroso humo
baila en callada
boca.
Ensangrentados recuerdos
sin misericordia
redujeron alma y cuerpo
a míseros despojos
sin consuelo.
El deseo negado a
amar provoca abismos
en un cielo habitado
por estridentes gritos.
-El Ser-
Diminuto llanto
ante este solitario
día sentado
mientras los segundos
son analizados.
Las canciones no bailan
en el estómago,
las voces no cantan.
Tan solo un círculo
de bronce une
pasado, presente
y futuro.
¿Qué soy? ¿Qué fui?
Llanto de lágrimas
anidado en el corazón.
Deshabitado hogar
desnudo,
marchó la esperanza
junto al amado
universo.
Dejó de brotar
cada pequeño
retal de violeta
en floreciente
suelo.
Todo se desvance
en desintegrada alma.
-El Ser-
Descompuesta mirada,
sonrisa desencajada,
duele amar el reflejo
de un amor que no
volverá.
El rocío cae en infértil
suelo desnutrido,
mientras la realidad
pisa la luz
mostrando el verdadero
dolor del amante
perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario