lunes, 7 de mayo de 2012





Endulzada vida.
Vida endulzada
tan edulcorada
que fue perdida
en esta jóven mirada.
Endulzados días
entre amargas horas
nostálgicas.
Un adiós guardado
como la última
fotografía.
Ese adiós tan
amado que de
muerte se viste
                                                                                   esta noche tan
                                                                                   agria y melancólica.
                                                   Inacabado corazón desmoldando
amargura.
Marchaste para
fundirte con amada
Luna.
Vacia habitación
recoge lo último
que queda mientras
los ojos son cerrados
y el frío estremece
aún el eco vivo de
la despedida.
Como olvidar
el amor si aún
palpita.







                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario