viernes, 4 de mayo de 2012




Tan solo calla,
ahógate, no
pronuncies palabra.
Calla, desgárrate
por dentro.
Muere de amor si
hace falta pero
en libertad deseo
jugar a ser lo
que jamás pude ser.
Calla, calla como
una puta,
quédate frente
a esa caja llamada
tonta.
Sino fuera por compasión
te arrojaría al suelo
tras pisar con fuerza
tu sentimiento.
Estás en lo incorrecto,
en infinito imaginario
esperando que de mí nazca
amor eterno.
Calla como una puta
y déjame seguir el juego
quizás con suerte el
corazón sea abierto.
Calla como una puta
y madurarás hasta llegar
a besar la suela de
mis deslumbrantes
suelas.
Déjame terminar  este
juego.
Súmete en la distancia
para poder conciliar
el sueño y aniquilar
la conciencia.
¿Padre de tus sueños?
Cambia, debes cambiar
para convertirte en fértil
destierro y cuando
cambies decidiré si
te quiero.
Mientras tanto, te recuerdo
quédate en el edén
callada como una
puta pues amar
es tan solo un
espectro de la
libertad de la cuál
bebo para poder
caminar hacia
la perdida juventud
en la cuál las frustraciones
tan solo eran pequeñas
piedras.
Calla como una puta
y no juzgues si te miento
pues tus sentimientos
tan sólo son dulces
en el patio de
un colegio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario