jueves, 7 de junio de 2012

Tristeza fue amar
y ser el amor quien
perdido dibujó
silencios en este
fino cristal.
Tristeza fue amar
y que el amor
perdiera el
camino.
Tristeza fue
haberle conocido
y tras besar su rostro
morir en este amargo
silencio lunar.
Tristeza fue haber
perdido la juventud
en envejecidas manos.
Tristeza  fue perderme en
el olvido de un egoísmo
sádico.
Tristeza eres tú
aquel que bebe en
solitarias noches
rodeado de estridentes
carcajadas.
Tristeza eres tú,
alma perdida
la que fue amada y
ahora deambula
enloquecido en la oscuridad
de un egocéntrico
aullido.
Tristeza es amar a quien
no merece ser amado.
Tristeza fuiste y eres,
tristeza serás hasta
la llegada de nuestras
muertes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario