viernes, 27 de julio de 2012

http://youtu.be/4aXP9flpY0M

Silencio.
Flores muertas
nacieron de
aquel útero
maldito.
Maldito atardecer
cuando las
palabras corrieron
ensangrentadas
por cada enloquecida
calle madrileña.
Inerte nacimiento
enraizado en ese
seno materno
putrefacto.
Seno del cuál
nunca emanó un
amor sincero.
Seno del cuál
nacieron raíces
secas, noches
perdidas sin
estrellas.
Camina una
amarga felicidad
pisando con fuerza
el abismo
donde el recuerdo
convertido en
eternidad
llora un
presente
recién perdido.
El castillo de cristal
se ha caído y junto
a él los versos.
Esos versos que una
vez desnudos
fueron violados
por promiscuo silencio.
De su latido nacieron
sufrimientos
y de cada sufrimiento
un nuevo tipo de
silencio.
Cada silencio rasgó
debilitado rostro,
aquel rostro
que un día floreció
bañado de enamoramiento.
Hoy condenada a
llanto perpetuo
nace del dolor
el esplendor
de aquella muerte
que nos separó.
Hoy la vida no es
vida sino un
trámite hacia
el olvido.
Hoy de nuevo muere
la que amó sin ser
amada, hoy de nuevo
deja su muerte
en manos del
recuerdo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario