domingo, 9 de septiembre de 2012

http://youtu.be/u2NkUmIH83U

Ante tu muerte
caminan las
violetas vomitando
cada herida sembrada.
Ante tu lápida los
silencios caminan
expulsando contenida
rabia.
Ante tu último beso
caminan aquellos
soldados heridos
que dieron sus
vidas por tan
lamentable
ser.
Aquel ser que un
día fue amado
y hoy quema Madrid
con agria vejez
enmascarada.
Aquel ser que decía
ser humano cuando
tan sólo fue asesino
de sentimientos.
Y ese ser morirá
con sangre en sus
manos, la sangre
de aquellas violetas
que no pudieron
caminar a su lado.
Y ese ser que ahora
se refugia en plena
huída en prostituída
boca aún sigue siendo
llorado.
Ese ser por así clasificarlo
envejece solitario
bebiendo de desconocidas
mentes mientras
huye de tan triste
realidad que resulta
haber sido puramente
amado y no ser capaz
de amar.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario