miércoles, 12 de septiembre de 2012

http://youtu.be/w5782PQO5is
Mares de cristal
sobre fríos muros
parten el pecho
de ese ayer.
Ese pecho amurallado
y silencioso.
Ese pecho  agónico
y contaminado.
Mares de cristal
rompen cada suspiro
hasta desvanecerse
en la lejanía.
¿Dónde estás o dónde
estuviste cuando los
latidos escribían
tu nombre?
¿Dónde estuviste
aquel día cuando
las violetas dejaron
de bailar sobre
esta tierra?
Perdido.
Caminas perdido
en busca de tu alter
ego, caminas
tratando de ser
bañado con bocas
que vomiten rosas
tras tus pasos.
Caminas sentado
y tan solitario
que es este pecho
quien llora.
Llora no de rabia
sino de lástima.
Este pecho sigue
rasgado y tú
bañado de doradas
lágrimas anestesias
cada sentimiento
nacido del recuerdo.
Aquel recuerdo que
te repite que un día
fuiste amado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario