sábado, 24 de noviembre de 2012

 
http://youtu.be/fb4qyuR7_cc
Doler duele
ese amor extinguiéndose
aún entre las lágrimas
enganchadas en el pelo.
Y es ese pelo golpeado
por la furia de  un viento
quien recuerda que los
días dejaron de ser días.
Doler  duele cómo el amor
se despide vaciando
la mirada de un sueño
y que ese sueño sea enterrado
entre oscuras palabras.
Doler duele ese "si y no"
del indeciso que marca
el ritmo de los ritmos.
Doler duele el egoísmo,
que con sus manos
estrangulan los latidos
en el deleite de un
corazón amordazado.
Doler duele Gran Vía,
Madrid, la tierra cubiertos
por un constante cielo
gris donde los amaneceres
dejaron de ser besos.
Doler duele la vida
sin ese amor en el
pecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario