lunes, 14 de enero de 2013

 
 
Cae el silencio,
cae lentamente
posándose
en el último
beso.
Cae el silencio
atormentando
dulce momento.
Caen dulcemente
sobre el regazo
las horas en las
que te pienso.
Arde un pequeño
y tímido frío en
la mirada.
Silencio.
Te observo desde
el pensamiento,
acaricio tus
miedos entonces
las raíces se
detienen, se
abrazan sosteniendo
tembloroso cuerpo.
No existe un ello,
regreso al punto
cero, aquel punto
de aquella noche
donde observé
un nuevo comienzo.
Miedos sobre miedos
enloquecidos,
golpeando oscuro
momento.
Miedos y más miedos
mientras  la  pasión
languidece y los
sentidos son cerrados.
 
De nuevo acaricio
tu tristeza,
de nuevo beso
con miedo
tu pánico a
ser amado.
De nuevo es la
vida quien camina
destruyendo el
refugio donde fue
escondido el último
latido.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario