viernes, 25 de enero de 2013

¿Qué encerrará
esa mirada?
¿Qué guardará
esa mirada
tan ligera
cuya pesada
pupila escupe
de manera incesante
a la cara?
¿Y su rostro?
Rostro que habla
con insonorizadas
palabras mostrando
una realidad
enclaustrada.
Una realidad
perdida, amarga,
una realidad que
dice ser su sueño.
¿Porqué florecen
de sus manos
tristes notas
perdidas en el
silencio?
Hoy nació
ensangrentada
nocturnidad,
nocturna sed
de respuestas.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario