lunes, 25 de marzo de 2013

http://www.youtube.com/watch?v=McDgDlnDX0Y



Bajo tierra,
en lo más profundo
de un hogar deshabitado,
Allí donde el silencio
habla de tiempos
lejanos.
Bajo tierra,
en lo más profundo
de un corazón
desdentado,
en lo más profundo
de una guerra sin sentido
habitan tiernas palabras
abandonadas en un
mar sin navegantes
que acaricien su
desnudo cuerpo.
Mutiladas manos
escriben prolongando
de sus dedos tantos
buenos sentimientos
como odios y rencores
lanzando a una tierra
que no pertenece a
nadie millones de
lágrimas y una
sola razón:
La Espera.
Esa espera que no
cesa, esa espera
enloquecida
por una tierra
prometida
tantas veces
que ha sido convertida
en prostíbulo de esperanzas
y millones de caídas
las cuáles una vez
lloradas son
transformandas
en intensa herida
doliente y dolorida.
Al fin y al cabo somos
y seremos pequeños
retales de unos recuerdos
olvidadizos, de unos
recuerdos que un día
se bañaron de vida
y fueron secados
con destierro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario