miércoles, 6 de marzo de 2013

Lágrima a lágrima
es construído
tímido lecho
sobre la cara,
tímido lecho donde
los sueños serán
encerrados entre
tétricos muros
solitarios,
con grandes lágrimas
y una voz acuchillada
de nuevo un nuevo
nombre es llorado
en cama fría y
desnuda.
Aquella cama que
escribió tantos
suspiros como
pudo,
aquella cama bañada
de historias acabadas,
historias que derribaron
inacabada comprensión.
Donde duermen los sueños
y habita el recuerdo
una pesadilla con
plomizos pies
golpea serenamente
tempestuoso pecho.
¿Dónde está aquel
que fue amado?
En la misma plaza
donde es parido el
nuevo año ahí
están petrificados 
 los dorados años,
aquellos días donde el amor
logró vestir cada miedo
de esperanzadora sonrisa.
¿Y para qué amar el amor
si es el amor quien
egoístamente daña
con sus manos
la poca piel
que queda del olvido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario