martes, 27 de agosto de 2013




 
 
 
Como presa fácil
del miedo convirtió
cada momento de
gloria en fatídico
instante.
Aquel instante donde
fueron perdidas las
palabras entre tanto
silencio.
Como presa fácil
del miedo miraba
día tras día numerosos
escaparates.
Se sintió como un
pequeño niño con
zapatos viejos,
como aquel niño perdido
entre tantos zapatos
nuevos.
Como presa fácil
del miedo la angustia
hizo que enmudecieran
los sentidos, provocó que
el cielo dejase de ser cielo
para convertirse en
nocturnidad.
Miedo con miedo
unido por pánico
irracional.
Miedo mordido
cuando su boca
fue sellada.
-Levedad-
Y el miedo fue
golpeado una vez más,
miedo incomprendido,
el miedo tan sólo
necesitaba descansar
en su pecho, tan sólo
deseaba ser abrazado
y saber que existían
otros lugares habitables.
El miedo tan sólo era
miedo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario