martes, 6 de agosto de 2013

Sentados sobre
desconocidos
segundos.
Sentados junto
a cada uno de los
sueños que han
sido durante años
fieles compañeros.
Sentados sobre el
silencio las palabras
tiemblan caminando
dulcemente entre
nuestras bocas.
Sonrie levemente
la tristeza siendo
ella quien empuja
a dos desconocidos
labios hacia un
pequeño oasis.
Y el mundo se
detiene, para
suavemente
deseando entender
ese microcosmos
desconocido que
sentado junto a él
acaricia con la mirada
el cansancio.
Sentados en el vacío
son separados los sueños
de la tierra siendo
la tierra alejada
de aquel principio
motor que tanto
hizo daño
a los sueños
abandonados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario