jueves, 3 de octubre de 2013


Melancolía.
Fino llanto del
permanente
cielo negro 
penetra esta
piel mordida.
Fueron aquellos
tiempos quienes
tejieron dicho
manto cosiendo
cada gota a cada
una de las pestañas
que le abrazaban
intensamente.
Marcharon para
no volver esos días
dormidos.
Días suicidas 
que acabaron
en un adiós entre
dientes que 
rechinaban 
mordiendo cada
suspiro, cada pequeño
átomo de una cama 
vestida con la falsedad
que brotaba de aquel
cuerpo envejecido..
Melancolía.
Intensa pena que 
padece angustia
con tan solo 
mencionar esos
nombres que dejaron
de pertenecer a este 
presente ahogado.
Ayer en un hoy
encerrado,
un hoy en un mañana
mutilado.
Melancolía.
Eterna herida sin
cicatrizar,
eterno sueño
herido.
Melancolía,
colección de oscuros
días con nombres
difuminados,
nombres condenados
al adiós.
Melancolía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario