miércoles, 6 de noviembre de 2013


Perdida en 
tu boca,
perdida en lo 
más profundo de
tus latidos, ahí 
me encuentro,
en esa dulce
comisura que me
besa, me que habla,
que me sueña.
Son tus sueños
mis sueños y mis
sueños nuestra realidad.
Como de la comisura
de tu boca, de ese 
pequeño oasis perfecto.
Camino a tu lado 
descubriendo que 
el amor nunca fue una
limpia herida mortal, 
aprendo que el amor
es una semilla
que al anochecer
te invade de felicidad.
A tu lado aprendo que
soy yo tan solo yo
y que tú eres tan solo
tú.
 Aprendo que somos
tú y yo quienes
abrazados a la vida
caminamos sembrados
de amor por un mundo
nuevo donde guardar
nuestros latidos 
entre besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario