martes, 17 de enero de 2017

 
 
.
No dejes que tus
sueños dejen de jugar
en esta sociedad
de tanta pena incontrolada.
No dejes que tu bello rostro
 sea un rostro abandonado y
perdido entre tantos cuerpos
insensibles que recorrerán
tu futura ciudad en busca de
sus egos.
Para ti deseo que seas simplemente
un  corazón capaz de  extinguir
la oscuridad.
Que tu voz sea
la fresca brisa de esas primaverales
mañanas que traen consigo el
el silencioso canto de las
flores.
Sueña y juega a recordar
qué momento de tu infancia
fue el más feliz.
Nutre tu vida
con esos pequeños sabores
construidos exclusivamente
para ti.
Juega, sueña, imagina,
crea, vuela y cuando caigas
estarán todos ellos
para sostenerte y que
la vida duela menos.
Y si algún día dudas
de ellos mírate bien
en el espejo
y recuerda que tú
eres nuestro sueño
materializado.
Aquel dulce sueño
que nació para
alumbrarnos.
Que soñar no es
fantasear,
que soñar es
alimentar el alma
para hacer de la
realidad nuestro futuro
hogar.
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario